Noemí Sanín / Perfil

La carrera por la presidencia de Colombia (con o sin Uribe en el camino) comenzará a aclararse un poco más depsués del próximo 27 de septiembre cuando se lleven a cabo las consultas internas en algunos partidos políticos nacionales. Desde el inicio de 2009 la revista GENTE comenzó a entrevistar y a repasar la trayectoria de algunos de los líderes que seguramente estarán en la batalla presidencial de 2010. Una de ellas puede ser Noemí Sanín, quien fue la portada de nuestra revista de Agosto. Siguiendo las peticiones de muchos de ustedes que nos escribieron al correo de la revista, los dejamos con el artículo completo que repasa su carrera y sus posibilidades de llegar a la presidencia.

Noemí Sanín / Fotografia Pilar Mejia © Revista GENTE

Noemí Sanín / Fotografia Pilar Mejia © Revista GENTE

Por Clara Elvira Ospina / Especial para Revista GENTE
Sus detractores la comparan con un Airbus que no tiene pista para aterrizar, le recuerdan que en la campaña de 2002 fue drástica al juzgar a su entonces rival Álvaro Uribe, le enrostran que se lanzó dos veces a la presidencia al margen del Partido Conservador y que ahora sí quiere su cobijo, le cobran su cercanía con el liberal César Gaviria y su recién recuperada relación con Andrés Pastrana y, por si fuera poco, le insisten en que no debería enfrentarse en campaña a quien fue su jefe. Noemí Sanín tiene una respuesta sencilla para todos estos cuestionamientos. “El problema no es mío sino de la visión de mis críticos: ‘¡Me quieren virgen pero con experiencia!’”. Lo dice con la sonrisa dulce de siempre pero con un tono de voz que denota seguridad. Un valor agregado que exaltan sus defensores quienes opinan que su madurez es envidiable, que es la única que tiene experiencia en todos los campos del Estado, talla presidencial y una propuesta seria, y que ya es hora de que este país le dé a un mujer la oportunidad de gobernar.

Su llegada al país fue un huracán que sacudió el ambiente político y le lanzó una carga de profundidad a la que lucía como la serena (tediosa opinan algunos) unidad del Partido Conservador. Llegó para poner en evidencia que esta colectividad tiene un conflicto sin resolver: o se queda en la coalición con alguien prestado –Álvaro Uribe que no será registrado por la historia como un presidente conservador– o busca llegar al poder directamente. Hasta el arribo de Noemí –así, a secas como le gusta que la llamen–, el ex ministro Andrés Felipe Arias parecía imbatible en la consulta interna de este 27 de septiembre. Lo respaldaban los representantes conservadores y tenía algunas resistencias en el Senado que se transformaron en evidente rechazo. El cambio extremo a favor de ella tiene una explicación: la influencia del ex presidente Andrés Pastrana, quien a pesar de la distancia todavía ejerce poder de mando sobre varios congresistas.

Noemí Sanín / Fotografía Pilar Mejía © Revista GENTE

Noemí Sanín / Fotografía Pilar Mejía © Revista GENTE

Pero las cosas no son tan sencillas. Con su interés de buscar el aval conservador, a Noemí le reprochan el haber despreciado durante tanto tiempo el partido a pesar de sus orígenes. Su familia es conservadora y su primer cargo en un gobierno nacional fue como ministra de Belisario Betancourt. Ahora volvió con un discurso más afín a la bondad de los partidos. De hecho, explica que la falta de éstos ha facilitado el surgimiento de caudillismos que han generado grandes inconvenientes en América Latina.

Pero no se trata sólo de conquistar al partido conservador sino de mirar otras dificultades en el horizonte. Hace muy poco tiempo, a nadie, ni el más audaz de los analistas políticos, hubiera considerado que Noemí tuviera los pantalones amarrados tan firmemente como para enfrentarse a Álvaro Uribe en una campaña presidencial. A ella la incluían entre los candidatos cuya aspiración se  esfumaba si la de él se concretaba. Pero llegó hablando en otro tono. La pregunta fue la misma planteada con distintas palabras: ¿será candidata incluso si está Álvaro Uribe en la contienda?, y  su respuesta siempre fue la misma: quiero ser presidenta de Colombia en 2010. Es decir, sí. Sin embargo eso no implica que no cambie de opinión. La política es dinámica y Noemí sabe que muchos de sus votos están capturados por el presidente Uribe, pero no todos.

Noemí Sanín / Fotografía: Pilar Mejía © Revista GENTE

Noemí Sanín / Fotografía: Pilar Mejía © Revista GENTE

En cuanto a la reelección, su respuesta es poco concluyente. Nada queda del discurso de la vehemente Noemí que un día, saliendo de la Cancillería y tras una charla con el presidente Uribe propuso claramente que el país buscara la reelección del mandatario. Fue la primera funcionaria capaz de plantearlo de frente. Ahora son otros tiempos. En marzo pasado, en una entrevista con Noticias RCN, reclamó el derecho de no contestar la pregunta sobre la conveniencia o inconveniencia de una nueva reelección. Ya , con el aura de candidata, sólo responde con una expresión fija: “Es la democracia”. En la primera entrevista que concedió al llegar a Bogotá, con Noticias RCN, lo dijo así: “A mí me gusta el referendo porque es un mecanismo de participación. Que sea la gente la que democráticamente decida si ‘sí’ o si ‘no’. Mientras esté en el marco jurídico, muy bueno que haya posibilidad democrática”. No se opone pero no luce como la defensora apasionada de antaño.

En sus primeros días en Colombia se encontró con el precandidato Andrés Felipe Arias como su contradictor directo. Cuando Noemí viajó a formalizarle al Presidente su renuncia, también aprovechó para verse con Arias. El intermediario del encuentro escuchó las condiciones de lado y lado. Arias pidió que ella nunca le dijera Uribito y, ella, por su parte, exigió que él no la llamara ‘Camaleón’. Cuentan que Noemí le planteó de frente que hicieran una encuesta en vez de una consulta, una opción que Arias descartó de entrada. Ahora, ella dice que no quiere que la unjan ni le disgusta la consulta. Explica que lo que no le gusta es que haya consulta prematura cuando aun el referendo sigue vivo y el partido no ha decidido si parte cobijas con Uribe. Arias ha sido radical en la defensa de “las reglas del juego” de la consulta. Dice que le choca que las modifiquen para favorecer a Noemí. Hay quienes opinan que hay cierta ironía en ver a uno de los vehementes defensores del cambio de reglas para reelegir al presidente Uribe ahora como aguerrido defensor del respeto de las reglas para la consulta interna.

En una entrevista con el diario El Espectador, Arias planteó muy crudamente el asunto de la lealtad de Noemí. Sostuvo que hay una alianza a la que llamó ‘Nopaga’ (Noemí, Pastrana y Gaviria) y dijo que le parece “muy diciente que, tras su regreso a Colombia, con la primera persona que se reunió ella fue con el ex presidente Gaviria. Eso demuestra dónde están sus lealtades y es entendible, porque ella les debe lealtad a esos ex presidentes”. Lo de Gaviria es comprensible. Noemí fue embajadora y canciller de su gobierno y entre sus méritos se cuenta la exitosa campaña  que lo llevó a la Secretaría General de la OEA.

Noemí Sanín / Fotografía: Pilar Mejía © Revista GENTE

Noemí Sanín / Fotografía: Pilar Mejía © Revista GENTE

En esta línea a Noemí se le abrió otra puerta. Desde las huestes liberales le plantearon que buscara un partido de centro para que participara en la consulta interpartidista que pretende promover el partido, pero ella dijo que no, porque no puede hacer parte  electoralmente de un proyecto que se sustente en la oposición al gobierno del que hizo parte.

En estos días de vertigo cómo explicar los acercamientos con Pastrana cuando para muchos entre ambos las heridas por la campaña del 98 todavía estaban abiertas. Es legendaria la publicidad televisada de Noemí a la que le atribuyen gran parte de su abultada votación para esas elecciones: en 30 segundos, Horacio Serpa y Andrés Pastrana  se lanzaban duros dardos entre sí y al final, una Noemí sonriente y fresca se preguntaba: ¿cuatro años más de lo mismo? Y surgía como la opción de cambio en un momento muy agitado tras el final del proceso 8.000. Esos son hechos pasados. Desde Europa, Pastrana le ha ayudado con energía para buscar que se aplace la consulta. No parece que Pastrana sea tan amigo de Noemí como enemigo de la reelección. Y en el camino se encontraron.

Quienes como el precandidato Arias cuestionan la lealtad de Noemí al presidente Uribe reciben de ella respuestas dulcificadas. En la entrevista con Noticias RCN respondió así a la pregunta de si esperaba un guiño de Uribe: “Yo creo que (el Presidente) sabría que conmigo hay un guardián de la heredad, que para él creo que es muy importante con todo lo que ha avanzado. El gobierno de Álvaro Uribe es un gobierno histórico al que todos los colombianos le tenemos que estar muy agradecidos. Él abrió un camino”. Y cuando le recuerdan que fue subalterna de Uribe y que no debería enfrentarse a él, responde con la misma serenidad: “Yo nunca he sido  subalterna, yo he sido colaboradora”. Ahí radica la diferencia.

Noemí Sanín / Fotografía: Pilar Mejía © Revista GENTE

Noemí Sanín / Fotografía: Pilar Mejía © Revista GENTE

Lo que no le ha quedado fácil es explicar las fuertes declaraciones que dio en la campaña de 2002 en contra de Álvaro Uribe, su entonces rival. Al país le quedó la sensación de que ella lo vinculó con los paras, pero ella afirma que lo que dijo fue que Uribe era un candidato que les simpatizaba a los paramilitares. Y nada más.

Noemí cambia de tercio y pide no estancarse en el pasado sino mirar hacia el futuro. “Estoy preparando mi programa para gobernar al país desde el 7 de agosto de 2010”. Lo dice en su recién estrenado apartamento en el norte de Bogotá. Es un espacio amplio, con pocos muebles y con su guardarropa semivacío. “Aún no me han llegado las cosas desde Londres”, explica mientras le dice a la empleada cuáles son sus gustos, sus preferencias, cómo hacerle el café, cómo poner las flores. “Ella también está nueva aquí, recién nos conocemos”. La muchacha toma nota y ella le dice sonriente: “Por fortuna aquí lo que va a haber es trabajo. No vamos a descansar ni un segundo”. Entonces empiezan a llegar varios de sus familiares con los últimos periódicos y las revistas. “Por ahora este es mi equipo de gobierno”. En las entrevistas recientes hay una clara omisión a Andrés Felipe Arias. ¿Por qué? “No me voy a detener en batallas chiquitas”. ¿Entonces? ¿La pelea será con, por ejemplo, Juan Manuel Santos? “A propósito, explica, a mí sí me parece curioso que él ha sido ministro de todos los últimos presidentes y nadie le dice que cómo cambia de bando”. ¿Será Santos el rival por vencer? La pregunta queda abierta porque trasciende la noticia de que el presidente Uribe aspirará a un tercer período si pasa el referendo. Ella dice que contaba con eso. ¿Será cierto? La realidad es  que por ahora Noemí Sanín no tiene firmas que respalden su aspiración, no tiene partido que la avale y aun no ha logrado aplicarle el torpedo definitivo a la consulta del 27 de septiembre. Pero sus contrincantes no se pueden confiar. Sanín tiene experiencia y talento político y una firme determinación de aspirar a la presidencia. Eso no se puede despreciar. Con pocos días en Colombia, demostró que vino con la fuerza de un huracán.

Anuncios

5 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

5 Respuestas a “Noemí Sanín / Perfil

  1. deiner granada

    Noemi…la mejor opcion para Colombia. Olvidemonos de las viejas costumbre politicas de todos los candidatos, que son la continuidad de la corrupcion, la violencia y la falta de compromiso con el pais de todos sus antecesores. Votaré por Noemi, le llegó la hora a Colombia de ser transformada por una mujer. Por algo el pais tiene nombre de mujer.
    ARRIBA NOEMI!!!!!!

  2. Andres

    Siempre he sabido de su gran intelecto y diplomacia siempre te respaldaría con Uribe o sin Uribe… Agradezo siempre ese don de grandeza y pujanza que nos enseñas.

  3. Pingback: No habrá reelección de Uribe « Revista Gente Colombia / Blog

  4. manule mosquera

    porque creo en usted en su honestidad y en su lucha para una colombia mejor cada dia

  5. YIMA

    POR LA MUJER … PORQUE LO MERECEMOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s