María Luisa Flores

Durante muchos años se negó a ser actriz porque pensaba que se lo ofrecían solo por ser bella. “La gente piensa que si eres bonita, eres bruta”.  Para fortuna de los televidentes comprendió que eso era mentira. Ahora se prepara para un papel muy fuerte en la nueva serie del Canal RCN, Correo de inocentes. En esta sesión fotográfica con la Revista GENTE Colombia queda en evidencia la increíble belleza de esta venezolana. (Artículo publicado en la edición de agosto de 2010).

María Luisa Flores / Fotografía: Ricardo Pinzón © Revista GENTE Colombia

Por Sergio Ramírez

En su apartamento no hay espejos. Es muy hermosa (todo el mundo lo dice y que nos perdone su novio arquitecto), pero no quiere estarse preocupando por su imagen reflejada. Como modelo trabajó con las mejores marcas en Italia, Japón, Francia, México y Alemania, participó en Miss Venezuela y sin embargo la belleza para María Luisa Flores continuó como un desafío. “Siendo modelo, la presión es muy grande. Me sentía muy gorda o demasiado flaca, nunca estaba a gusto. Eso puede llegar a ser algo muy cruel y puedes llegar a distorsionar mucho la realidad y la forma como te ves a ti misma. Encontré una manera de solucionarlo, quité todos los espejos de mi apartamento y santo remedio, me acepté y ya no tengo que pensar si estoy gorda o flaca, que es un trauma que queda de haber sido modelo”.

María Luisa Florez/ Fotografía: Ricardo Pinzón © Revista GENTE Colombia

Mira hacia ningún lado, como si sus pensamientos estuvieran muy lejos del estudio donde se hacen las fotos para este reportaje. Pero, tan pronto el fotógrafo da las indicaciones su cuerpo y su mente son nuevamente uno, esboza esa sonrisa que parece iluminarlo todo y es como si solo existieran ella y la cámara. Es una gran modelo, lo demuestran las campañas que ha hecho para Dasani, Nivea, Gef, Touché, Polet, Yves Saint Laurent, Sedal, Toyota, BMW (la lista se extiende); sin embargo parece no divertirse tanto. “¿Ya la aburre modelar?”. Se pone un dedo en los labios como pidiendo que nadie más la escuche y se queda pensando, sentada en el pequeño salón de un iluminado apartamento en el norte de Bogotá, mientras se toma una infusión de té verde con arroz que una amiga le trajo de Nueva York. “La verdad no es lo mismo, creo que en este momento no podría vivir de eso porque ya lo domino tanto que para mí no es un reto”.

María Luisa Flores/ Fotografía: Ricardo Pinzón © Revista GENTE Colombia

Su nuevo reto es actuar (participó en Clase ejecutiva y pronto estará al aire en Correo de inocentes) aunque siempre dijo que no quería ser actriz, incluso tras hacer una película en Venezuela, que aún no ve la luz. “Me daba miedo seguir viviendo de cómo me veía” y es que a ella, la invitación al mundo de los bellos le llegó sin esperarla. “Tenía complejo de fea”, asegura. Siempre fue la inteligente del colegio. “Era la ‘nerda’, la que sacaba puros 20 (máxima calificación en Venezuela) en todas las materias y peleaba porque me ponían un punto menos y no supe en qué momento me convertí en la bonita”. Tenía 14 años y uniforme de colegio cuando Osmel Sousa –el gurú de la belleza venezolana– puso sus ojos en ella. Sousa quería que fuera reina, pero antes tenía que crecer y prepararse. La llevó a una agencia de modelos y pocos días después estaba haciendo su primera prueba para un comercial.

María Luisa Flores/ Fotografía: Ricardo Pinzón © Revista GENTE Colombia

“No tenía ni idea de lo que estaba pasando, había como 500 personas, incluyendo a todos los modelos que yo veía por televisión, y lo hice fatal, si yo no hubiese quedado seguramente no habría sido modelo porque me sentí tan miserable que nunca lo habría repetido”.

Pero quedó, y fue modelo. Tres años más tarde estaba en Japón y luego en París y de regreso a Caracas para participar en Miss Venezuela. “Tenía un compromiso con ellos, porque fueron quienes me descubrieron”, pero claramente no le interesaba ser reina. “Peleaba por todo, era como la rebelde del concurso, tanto que en algún momento Osmel dijo: ‘esta no puede ganar porque me va a hacer la vida imposible’”.

No ganó, regresó a Europa y después de muchas vueltas terminó en Colombia, convertida en actriz, un sueño de infancia que había dejado en el último rincón decidida a no hacerle más concesiones a la belleza y a los estereotipos. “La gente piensa que si eres bonita entonces eres bruta y puede sonar prepotente, pero yo siempre he sabido que soy inteligente y al principio me ofendía y me angustiaba sentir que pensaban que había dejado de ser inteligente”.

María Luisa Flores/ Fotografía: Ricardo Pinzón © Revista GENTE Colombia

Por eso respondió que no, una y otra vez, a la propuesta de ser actriz. Decían que para actuar en televisión bastaba con una linda cara y ella no quería sentir de nuevo que tenía una profesión solo por su apariencia. Finalmente se dio cuenta de que no era así. “El físico ayuda, no voy a decir mentiras, pero si actúas mal no te va a servir de nada”. Descubrió que para interpretar bien un papel hay que prepararse mucho y que es un asunto más de talento y cerebro que de belleza. Con el tiempo entendió que no tenía que demostrarle nada a nadie y encontró un lugar que puede llamar hogar. “Lo peor de mi trabajo es que nunca sentí que tenía un lugar que fuera mi casa, Colombia me regaló eso, y el poder encontrar un lugar donde quedarme me ha ayudado a limpiarme de fantasmas, a aceptarme y a quererme más”. A quererse, cuando sintió que podían quererla por lo que no podía verse, y a aceptarse, cuando dejó de preocuparse por su imagen en el espejo.

Anuncios

24 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

24 Respuestas a “María Luisa Flores

  1. No es necesario evitar los espejos lo ideal es que te aceptes y te ames a ti misma, y que Tú seas como un espejo, ves todo, pero lo reflejes y no dejes que te influya.
    besos y éxitos

  2. Oscar

    Hola María Luisa. Desde CMO hasta anteriores colegas tuyas de trabajo, he intentado dejarte un mensaje. Espero contar con suerte a través de este medio.

    Quien aspira a conocerte y ser un amigo…

    Yo

  3. Oscar Martin

    Una vez más, Yo. Espero te encuentres bien de salud y que todas las cosas estén saliendo bien en la medida de lo posible. Dejé un mensaje para tí en la 79, hace ya varios días. Espero te guste y ojalá esta vez sí podamos comunicarnos.

    Hasta pronto.

  4. Oscar

    Hola. Solamente para saludarte. Si te pusiera un mensaje cada vez que te recuerdo, tal vez faltaría espacio en este sitio.

    Un abrazo de quién te aprecia y te respeta. Ojalá te hayan hecho llegar la chocolatina. No es muy fina, pero es absolutamente deliciosa.

    Bueno, está bien, digamos que se llevaron la chocolatina… que te haya llegado el sobre; por lo menos el sobre.

    Hasta pronto.

  5. Oscar

    Hola. Nada más para saludarte y desearte un buen fin de semana y una buena semana. Pensé en tí, cuando escuchè dos canciones. Una de un cantautor español, de quièn dicen es el sucesor de Joan Manuel Serrat, y otra de Reynaldo Armas. No es obsesiòn. Supongo que es la persistencia de la memoria.

    Te quiere y respeta,

    Otra vez yo.

  6. Oscar

    Estimada Marìa Luisa, Buenas tardes.

    Ha sido una semana un poco extraña para mí. He recibido el aprecio de bastantes personas, me han regalado golosinas, me han escrito por internet y llamado por teléfono. Hubo incluso una llamada extraña, que no pude atender siquiera para saber de quién se trataba… Tengo problemas para contestar el teléfono mientras trabajo.

    Encontré viejos amigos y he encontrado algunos inconvenientes nuevos. Sé que lo que acabo de contar no es muy extraño. No es lo que Pirry o Indiana Jones llamarían extraño. Pero lo fue para mí. No puedo contar muchas experiencias extraordinarias en estos días.

    Pero esta semana he tenido esa extraña y grata sensación, de que no importa si a veces tienes muy abrumada la cabeza, de repente llega alguien, sin que tú lo pidas, que de formas insospechadas y sin motivo alguno, te despeja el corazón.

    Un abrazo del mismo “yo” de los mensajes anteriores (bueno, no estoy seguro si esto lo escribió mi yo, o mi superyo o mi ello, pero, en fin…)

  7. Oscar

    Solamente salí a comer algo, y quise escribirte el saludo acostumbrado. Un abrazo y espero te encuentres bien.

  8. Oscar

    Salí de trabajar temprano. Tengo un resto de cosas que hacer en la casa, así que hago una llamada y me voy para allá. Me gustaría hacer muchas cosas hoy: jugar ping pong, ver una película, comer maíz pira, cantar en un karaoke… descansar.

    Espero tengas un buen fin de semana. Espero me llames. Espero saber algo de tí. Espero algo, simplemente algo que se parezca a una señal. Lo que sea.

    Tu posible amigo, en la distancia.

    Ya sabes, Yo.

  9. Oscar

    Estimada María Luisa, buenas tardes.

    Te pensé ayer. Galería Café de la calle 93, un Choco Cono de Crem Helado (entenderás que en razón a que me gustan los choco conos, tengo un motivo lógico para recordar tu rostro a diario…), lugares en donde imagino que sería factible encontrarte o posible invitarte.

    Hoy, la Carrera Cuarta en La Candelaria, o tal vez música social en la Calle 45. Ayer no podía acompañarte. Hoy no sé.

    Te deseo un buen fin de semana. Con la luna alumbrándote la almohada (impresionante luna la de esta mañana, déjame decirte) y con el sol alimentando tu caminar. Con el afecto de quienes te aprecian, descansando en tu pensamiento. Tal vez creas que el afecto de personas que no ves o conoces no es algo tangible como la luz del sol o la luna. Bueno, te he escrito varios mensajes aparte de este; no los has visto posiblemente, pero eso no significa que no existan. Jijiji.

    Un abrazo y hasta pronto.

    Yo.

  10. Oscar

    Buenas tardes… Hoy se me pasó por la cabeza ver en Av. Chile una película que me recomendaron. Se llama “El Concierto”. Está postulada como mejor película extranjera. A mí me llamó la atención porque ví los cortos después que un conocido me la nombró. Algo parecido me pasó con vos…

    Quisiera que hubiéramos ido esta noche, pero, eso los dos lo entendemos, no habría sido posible por ahora. De todas maneras te dejo la inquietud para que vayas, con tu novio si deseas. Si la ves primero, y piensas contarme, sabes que te he dejado mis datos en varios sitios. Si la veo primero y, si no te molesta que he tomado esta página como una especie de blog tuyo, te contaré alguna cosa cuando pueda.

    Te envío un saludo. Que estés muy contenta y que ojalá podamos contactarnos en estos días.

    Con respeto,

    Oscar

  11. Oscar

    Estimada María Luisa, buenas tardes…

    Hay sueños tuyos, que son sueños míos también. Tal vez lo que te voy a decir pueda servirte de algo. Pienso que hay razones importantes para que averigues sobre un evento que se va a celebrar en el auditorio central de la Universidad Manuela Beltrán. No sé si el evento sea bueno, pero creo que a tí te podría resultar interesante. Hay otro evento que de pronto te comento a mediados de este mes, también relacionado con el mundo artístico. Por ahora te dejo porque hay una orquesta de salsa que ensaya cerca a donde estoy, y además que no me concentro, el sonido está muy chévere.

    Un abrazo.

    Con respeto,

    Yo.

    http://www.tuboleta.com/show.asp?code=CDOBLAJE11

  12. Oscar

    Ayer pasé por la calle 85 y volví a tener el impulso de escribirte y de ver si me habías escrito algo. Al final, saqué una película y me fuí para la casa. No vivo en el norte. Vivo lejos de allí, pero voy a veces hasta a hacer alguna diligencia, como dejarle notas a una persona especial (como no quiero ser exasperante, sólo le mandé dos y no creo que le mande una tercera, por temor a molestar…).

    Solamente era eso. dejar constancia que te pensaba y que me quise conectar contigo ayer… Bueno, hoy también.

    Un abrazo en la distancia.

  13. Oscar

    Espero no molestar. Me acordè de tì el dìa de hoy, por dos situaciones. Me pareciò verte caminando a eso de las 2 o 3 P.M. frente a un Presto. Soy sincero: no salí a correr detrás de vos. Ni siquiera sabìa si eras tú. Segundo: Fernando Soto Aparicio. Por un motivo que tal vez algún día te comentaré, conecto a esa personalidad de la cultura contigo. Si deseas, te dejo la tarea de averiguar sobre él. Nunca se sabe lo que te puede comentar este servidor. Hasta puede ser algo ùtil…

    Un saludo, y si estoy muy cansón porfa me avisas.

    Con respeto,

    Yo

  14. Oscar

    Recordándote en este instante, desde la calle 127. Te envío un saludo. Bye

  15. SULAMITA

    OIGAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA DEJE LA OBSESIÓNNNNNNNNNNNNNNNNN

  16. ricardo

    uy oscar ud esta de psiquiatra, lo que si comparto con ud es que esa mujer es hermosa pero creo un fan mas que enviar tanto mensaje debe estar bien dateado y ojo sin ser tan loco , primero, cual choco cono es POLET. sabe por ejemplo que a eela le gusta algo que nadie se imaginaria por su condicion de modelo?( la cocina y lo hace de maravilla) sabe por ejemplo que musica le gusta? entre otras cosas . a mi me encanta maria luisa flores pero tanto mensaje y tanta cosa lo que puede ademas de aburrirla es asustarla asustarla
    ojo con eso.

  17. Diana

    Oscar esta muy frito……pero no pude evitar leer todo lo que le escribió….

  18. Edgar

    Maria Luisa:
    Felicidades por tanto exito, saludos desde Mexico.

  19. Pilar

    Que miedo con este Oscar, pobre María Luisa

  20. JHON

    HOLA MARIA LUISA, CUIDADO CON ESE PSICOPATA DE OSCAR. OBSESION MORTAL

  21. JHON

    AH OSCAR LE FALTA EL CUCHILLO PA PROTAGONIZAR ATRACCION FATAL.

  22. JHON

    MARIA LUISA PENSE QE ERAS PAISA , PUES PARECES Y EL HABLADO SUPER PAISA. PERO MEDI CUENTA QE NO TE NEUTRALIZARON MUY BIEN EL CONCHALE , VALE , CHICO

  23. JHON

    ESSPERO QE OSCAR HAYA IDO DONDE EL PSIQUIATRA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s